Los seres humanos están expuestos a una serie de enfermedades y bacterias, incluida la Helicobacter pylori. Las bacterias se pueden encontrar prácticamente en cualquier lugar: comida, teléfono, computadora, puertas, baño, etc. Por eso es muy importante tener una buena higiene, especialmente a la hora de ingerir alimentos.

Anteriormente, mucha gente argumentó que ninguna bacteria podía vivir en el ambiente ácido del estómago humano; Helicobacter pylori es una de las bacterias más resistentes. Esta bacteria es extremadamente difícil de diagnosticar y, por tanto, puede causar un gran daño a nuestra salud. Aunque sin duda existen muchos medicamentos que te ayudarán a deshacerte de esta bacteria, lo mejor es utilizar soluciones naturales que no provoquen efectos secundarios en tu organismo.

Tratamiento para combatirlo:

Cúrcuma:
Esta especia tiene una acción muy positiva sobre problemas digestivos, como náuseas, dolor de estómago, gases e inflamación abdominal. La cúrcuma estimula la separación de jugos gástricos, dando ventajas a las funciones de la mucosa, y así logra retener la bacteria Helicobacter Pylori.

Té verde:
Se sabe que el té verde es muy útil para el cuerpo, en general. Su acción antibacteriana también es apropiada en el caso de la bacteria Helicobacter Pylori, ya que posee una alta cantidad de polifenoles (sustancias antioxidantes).

Repollo, repollo y brócoli:
Estos alimentos son ricos en sulforafano (que ayuda a la recuperación muscular) y pueden, a través de él, prevenir el desarrollo de la bacteria Helicobacter Pylori.

Jengibre:
Sus propiedades antibacterianas ayudan en el tratamiento de bacterias.

Aceite de oliva:
Como se sabe, tiene propiedades antibacterianas y antioxidantes, y estas ayudan a combatir las bacterias en el estómago.

Arándano:
Se sabe que este alimento actúa de forma natural en el tratamiento de infecciones urinarias. Además, es igualmente poderoso contra la bacteria Helicobacter Pylori. Gracias a sus propiedades antibióticas, su jugo permite la evacuación de bacterias del sistema digestivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.